Como Limpiar Piscina
Hogar

Consejos y trucos para limpiar la piscina

Las piscinas representan un gran alivio cuando llegan los días de verano. Si tienes alguna en casa puedes contratar los servicios de un profesional para mantenerla en óptimo estado, o también puedes seguir estos sencillos consejos que la mantendrán limpia y bien conservada.

Las técnicas más sencillas paso a paso

Lo más común es que las piscinas pasen un buen tiempo en desuso debido a los cambios de temperaturas. Cuando ya es hora de volver a disfrutar de esta, se hace indispensable que cuenten con las condiciones adecuadas de agua y estructura. Es por ello que hemos preparado esta sencilla guía con el fin de ahorrarte tiempo y esfuerzo.

Paso 1: Realiza un vaciado total del vaso

Debido a que están expuestas al entorno, las piscinas suelen acumular materia sólida proveniente del ambiente como ramas, hojas, tierra, etc. Un adecuado vaciado deberá eliminar estos desechos para poder acceder al piso y las paredes con más facilidad. Si tienes una bomba de vaciado, los especialistas recomiendan no utilizarla en estos casos ya que las partículas podrían hacer que colapse. Una buena opción es una bomba de achique auxiliar para residuos sólidos.

Paso 2: Producto de limpieza

Una vez vaciado el vaso se procederá a aplicar el producto químico para eliminar toda la suciedad interna. La elección del mismo dependerá de las condiciones de tu piscina. Es muy importante destacar que estas no pueden estar secas por mucho tiempo ya que se facilita que la suciedad se pegue y resulte más complicado eliminarla después.

Consejos Para Limpiar La Piscina

Debido a su composición química, estos productos pueden ser algo peligrosos para los seres humanos. Por ende, es aconsejable utilizar los implementos necesarios a la hora de aplicarlos, como guantes y mascarillas.

Seguidamente, se empleará la energía suficiente para eliminar toda la suciedad. Puede ser con cepillos, esponjas especiales o una máquina de agua a presión.

Paso 3: Colocar un alguicida

Los alguicidas son productos específicos para evitar la formación de algas en el agua, paredes y suelo de las piscinas, situación que puede ser muy común y desagradable. Esto es algo muy sencillo y solo se necesitarán seguir, al pie de la letra, las instrucciones indicadas por el fabricante en el empaque.

Paso 4: Llenado y disfrute

Ya llegado a este paso, solo te restará escoger el mejor bañador y sumergirte en las profundidades de tu piscina . Evidentemente, durante esta fase también será necesario realizar ciertas actividades de mantenimiento como el retiro de hojas o cualquier otro elemento sólido que caiga en ellas durante el día o la noche.

Por otro lado, se deben considerar las condiciones específicas del agua como el nivel de PH y de alcalinidad. Para esto, existen en el mercado cintas medidoras para la química del agua que permiten estar al tanto, con regularidad, de cualquier cambio en su estructura.

Algunos de los efectos producidos por una variación en las condiciones del agua se denotará si cambia de color, se vuelve turbia, con burbujas, entre otros. Tener una piscina en buen estado no solo te permitirá un sano disfrute, también está vinculado directamente a tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *