Sin Aceite en el Motor del Coche
Motor

Qué pasa si me quedo sin aceite en el coche

Que nuestro coche se quede sin aceite es una de las cosas más graves que le puede ocurrir, ya que nos quedamos sin motor. El aceite cumple una función esencial, la cual todos los conductores tienen que saber a la perfección, lubrica todas las piezas móviles del vehículo para que no rocen entre sí, aumentando la temperatura del vehículo. Si nuestro coche se queda sin aceite, hay que detenerlo inmediatamente, porque solo en cuestión de segundos se pueden fundir todas las piezas y romperse por completo el motor.

¿Por qué un coche se puede quedar sin aceite?

Que un coche se quede sin aceite no es algo habitual entre los conductores, pero sí es uno de los problemas más graves a los que se puede enfrentar un vehículo y su conductor, ya que puede destruir el motor del coche en un abrir y cerrar los ojos, causando un gran daño físico en el coche y un daño económico en nuestros bolsillos.

Un coche se puede quedar sin aceite por diferentes motivos, tanto manuales, porque no se han hecho las tareas de mantenimiento y control del aceite necesarias para evitar este problema, como otras naturales y que tienen causas exteriores, que han provocado una fuga de aceite. Nos podemos quedar sin aceite por haber colocado mal el tapón de vaciado o por tener holguras en las juntas, pero también puede ser que el coche consuma aceite en exceso, quemándolo, provocado seguramente por tener mucho aceite.

Aceite del Motor

No obstante y en cierta manera, no importan las razones por las cuales nos podemos quedar sin aceite, lo más importante es saber detectar este problema a tiempo para afrontar el problema cuanto antes, y uno de los métodos más rápidos y eficientes es mirar debajo del coche, comprobando que en el suelo no haya manchas que nos indiquen una pérdida de aceite.

Revisión periódica para asegurar y controlar el aceite del coche

Como ya hemos dicho, cuando falta aceite en el coche ya no hay ningún lubricante que se interponga entre las piezas del coche, por lo que estas rozan entre sí aumentando la temperatura y fundiendo nuestro motor. A nadie le gustaría ver se en esta situación cuando está circulando por carretera a velocidades más o menos altas, por lo tanto, lo único que se puede hacer es revisar el aceite del coche periódicamente, solo de esta manera podemos garantizar la seguridad del motor y la nuestra.

Para saber si tenemos el nivel del aceite adecuado, hay que vigilarlo de forma periódica y, para ello, tenemos que medir el nivel del mismo con la varilla cada tres mil o cuatro mil kilómetros aproximadamente, de esa forma aseguramos de que haya siempre un nivel óptimo de aceite. También es igual de importante tener en cuenta que el aceite pierde su efectividad y sus propiedades esenciales cada cierto número de kilómetros, por lo que es recomendable cambiar el aceite cada año, independientemente de los kilómetros hechos, y elegir uno de buena calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *