Consecuencias en la salud visual de los niños ante las pantallas
Interesante

Niños y pantallas: ¿cuáles son las consecuencias para la salud visual?

Es común observar esa escena donde un niño tiene una rabieta y sus padres le dan una tablet para calmar su llanto. Sin embargo, mientras más tiempo pase frente a las pantallas las consecuencias serán negativas para la salud visual y los pequeños podrían necesitar lentillas baratas correctivas.

Y es que los pequeños de la casa no están exentos de entrar en el atrayente mundo de la tecnología, pero deben hacerlo con moderación bajo la supervisión de un adulto. Teléfonos, tablets, computadoras, televisores y consolas de videojuegos son los artefactos más usados. 

Ya sea para jugar, ver una película o hacer tareas, el uso prolongado de estas pantallas digitales provoca en niños picor de ojos, sequedad ocular, fatiga visual, visión borrosa, al tiempo que puede desencadenar problemas de miopía debido a la fijación de la vista sin descanso alguno.

Las opciones para tratar estas consecuencias pueden ir desde la disminución del tiempo de uso frente a dispositivos digitales, hasta el uso de lentillas baratas. El médico determinará las pautas a seguir según sea tu caso.

Miopía y uso de pantallas

Si tu hijo pasa mucho tiempo frente a dispositivos digitales es hora de que comiences a buscar consensos para disminuir el tiempo de exposición frente a las pantallas. De lo contrario, es muy probable que tu pequeño desarrolle miopía en un corto o mediano plazo.

Esto se debe a que el niño fija la vista en una distancia mínima sin ningún tipo de descanso durante muchas horas, lo que impide el desarrollo de su mirada en distancias más lejanas. Además, también podrían presentar astigmatismo y otros problemas como “errores refractivos”.

Ante esto, una solución puede ser comprar lentillas baratas, puesto que están indicadas especialmente para niños mayores de ocho años con diagnóstico de miopía elevada y astigmatismo irregular.

Recomendaciones para proteger la vista de los niños frente al ordenador

Probablemente a tu pequeño no le agrade la idea de negociar cuántas horas pasará viendo su dibujo animado favorito o jugando el videojuego de la temporada, pero si sigues las recomendaciones, el uso de pantallas no será un problema en la salud visual de tu niño.

Las evaluaciones periódicas con un médico oftalmólogo deben ser un requisito indispensable tanto para niños como para adultos. Al menos una vez al año debes chequear la salud visual de tu hijo y no esperar que manifieste algún problema para llevarlo por primera vez a un oftalmólogo.

Muchas veces los niños no saben cómo expresar alguna dificultad del área ocular, por lo que es muy importante que estés atento a cualquier síntoma físico como picor de ojos, enrojecimiento y un llamado de alerta muy común: “Mamá, me duele la cabeza”.

Descansos por hora

Enséñale a tu hijo que debe descansar sus ojitos cerca de 10 minutos por cada hora de exposición frente al ordenador o cualquier otra pantalla digital. No te enojes si al principio no quiere hacerlo, recuerda que aprenden con el ejemplo así que suelta tu teléfono y descansa con él.

Uno de los ejercicios que puedes realizar con tu hijo es ubicar un objeto a una distancia lejana y enfocar la vista por unos minutos. Esto les permitirá relajar la mirada y evitar los molestos síntomas de irritación, lagrimeo, sequedad o fatiga visual. También puedes hacer movimientos oculares en el sentido de las agujas del reloj y viceversa.

Ajustar la posición del ordenador

Ten mucho cuidado con la posición que adopta tu hijo al momento de usar el ordenador o cualquier otro aparato electrónico. En el caso de las computadoras, la pantalla y el teclado deben estar a una distancia proporcional al cuerpo del niño. Ni muy cerca, ni muy lejos para no forzar la vista.  

Otro aspecto a tomar en cuenta es la iluminación. Observa si la posición de tu monitor crea reflejos de ventanas u otras fuentes de luz, de ser así, mueve la pantalla de la computadora en una dirección donde evites estos reflejos de luz perjudiciales para la salud visual.

Pasar más tiempo al aire libre

Sí, es un plan que te puede parecer algo difícil en un entorno donde la tecnología ocupa gran parte de la vida, pero es una actividad que debes fomentar con tus hijos en pro de la salud visual. Uno de los beneficios de pasar más tiempo al aire libre es mitigar el desarrollo de la miopía.

Según diversos estudios, un factor clave en el aumento de casos de infantes con miopía es la falta de exposición a la luz solar debido a que los niños actualmente focalizan su tiempo de ocio y entretenimiento frente a una pantalla digital.

En caso de que tu hijo sea diagnosticado con miopía, comprar lentillas baratas es la solución ideal para los niños, pero la recomendación principal es que consultes con un médico oftalmólogo ante cualquier duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.