Prestamos Online
Economía

5 consejos para pedir un préstamo online

Los préstamos personales han sido siempre un recurso económico expedido por los bancos, pero actualmente gracias a la expansión de internet, han empezado a ganar fuerza los préstamos rápidos online.

Los préstamos online son una manera de conseguir cantidades de dinero más pequeñas de lo que ofrece un banco, en un tiempo más rápido y con menos intereses. Son, por tanto, una solución perfecta para esos momentos de apuros económicos más puntuales, como pagar un imprevisto, la avería del coche o un capricho a finales de mes.

Consejos Prestamos Online

Pero, como todo, a pesar de que existan muchas facilidades, también hay que tener una serie de aspectos en cuenta. Estos son los consejos que no debes olvidar antes de pedir un crédito online.

No solicites un crédito para pagar otro

Parece obvio, pero no lo es. No es responsable pedir un préstamo para pagar otro, y es que si lo haces estarás entrando en un bucle bastante peligroso: empezarán a ahogarte los intereses y las deudas, y lo que iba a ser una solución económica puede convertirse en un problema.

Asegúrate de que puedes devolver el dinero

Por supuesto, para pedir un crédito online lo primero que debes hacer es asegurarte de que puedes devolver el dinero. Pero no solo el dinero, sino los intereses que solicitar el préstamo acarrea.

Además, debes tener en cuenta que si no se paga en el tiempo acordado, los intereses también van en aumento y eso es algo que debes prever que suceda. Por eso mismo, pide siempre una cantidad de dinero que sepas que puedes devolver.

Lee bien las condiciones e infórmate

Es muy importante que leas bien todas las condiciones del préstamo para no llevarte sorpresas. Infórmate de todas las condiciones, intereses, conceptos y plazos que se especifiquen. Así te asegurarás de solicitar algo con lo que estés conforme y que no pueda suponerte un problema inesperado en el futuro.

Condiciones Prestamos Online

Compara distintas opciones

Antes de lanzarte a pedir un préstamo en cualquier entidad financiera, es recomendable que compares varias. Una vez sepas qué quieres pedir y qué necesitas, mira las ofertas que tienen algunas de ellas y compara cantidades, plazos e intereses para ver cuál es el que mejor se adapta a ti.

Piensa bien el plazo de devolución

No pongas un plazo a lo loco y sin pensarlo. Valora bien la cantidad que vas a solicitar y realmente cuál es el tiempo que vas a necesitar para devolverlo. Piensa que hay plazos que son de 15 días o de 30 días. Analiza cuándo vas a poder devolver el dinero detenidamente y solicita ese plazo, más vale acortar el tiempo que alargarlo y pagar más intereses de los pensados.

Se suele decir que el mejor préstamo es el que nunca se pide, pero si en algún momento debes solicitar alguno no olvides informarte bien, leer las condiciones y elegir siempre la opción que mejor se adapte a ti. Eso sí, no utilices los préstamos rápidos como método de financiación habitual, pues están para ser una ayuda en momentos puntuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *