Mejorar la circulación de las piernas
Salud

Cómo mejorar la circulación de las piernas

Mejorar la circulación de las piernas tiene mucho que ver con la adopción de pequeñas rutinas o hábitos que resulten beneficiosos para combatir la insuficiencia venosa crónica (IVC), padecimiento que se caracteriza por la imposibilidad de las venas en realizar el retorno de la sangre al corazón, generando su acumulación en las piernas.

Se trata de una patología que suele aparecer conforme aumentamos en edad, siendo las personas mayores de 50 años las más propensas a padecerla. En España se calcula que unas 15 millones de personas la sufren, reduciendo considerablemente su calidad de vida. Sin embargo, es posible mejorar la circulación de las piernas y evitar el desarrollo de esta patología de diferentes formas.

¿Quieres algunos consejos para mejorar la salud de tus piernas? Aprender cómo mejorar la circulación de las piernas es necesario para evitar patologías derivadas de la insuficiencia venosa crónica. Un estilo de vida adecuado, ejercicio físico y la aplicación de tratamientos adecuados son parte de la solución. Te contamos más en las siguientes líneas.

5 consejos que te ayudarán a mejorar la circulación y aliviar los síntomas de las várices

Aliviar los síntomas derivados de la IVC puede ser tan sencillo como aplicar los siguientes consejos:

Evita permanecer demasiado tiempo de pie o sentado

Ambos extremos son malos cuando se padece de IVC. Permanecer sentado o de pie por muchas horas impide el buen funcionamiento de las piernas. Si se trata de un viaje sentado, intenta levantarte cada cierto tiempo, no cruces las piernas y utiliza un reposapiés, de esta forma podrás reducir las molestias.

Utiliza un medicamento venotónico o flebotónico

Una de las opciones más recomendadas en cuanto a venotónicos es Venosmil, cuyo principio activo permite mejorar el tono de las venas y aliviar los síntomas característicos de las várices. Este medicamento puede administrarse de forma tópica en su presentación en gel y por medio de cápsulas que se consumen tres veces al día.

Realiza deporte

Existe una lista de deportes que son recomendables para las personas con IVC. Por supuesto, la rutina de ejercicios debe ser moderada y regular. Deportes como caminar, la natación, la gimnasia y el baile son buenas opciones para evitar el desarrollo de varices y aliviar sus síntomas característicos.

Masajes y duchas frías

Otra buena idea para aliviar los síntomas de las varices en las piernas son los masajes y las duchas frías después de finalizar la rutina diaria. Esto permitirá que la sensación de pesadez se reduzca y se favorezca el retorno sanguíneo. Si se realiza el masaje con un gel de efecto frío o mentolado, los resultados serán más rápidos.

Evita el calor

Durante la temporada de calor es frecuente que los síntomas de esta patología empeoren, porque las altas temperaturas favorecen la vasodilatación. En caso de que vayas a la playa, la piscina o cualquier entorno donde te debas exponer al calor excesivo, trata de cubrir tus piernas y permanecer lo más posible bajo la sombra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.