Conseguir un Sueño Reparador
Belleza Salud

Conoce las claves para conseguir un sueño reparador

Seguramente te ha pasado esto más veces de las que quisieras: Despiertas y continúas sintiendo sueño, cansancio, tienes malhumor y no tienes ganas de ir a trabajar o de atender tus obligaciones porque no lograste un descansar correctamente.

¿Por qué no logro un sueño reparador?

Lo que te pasa se debe a que estás atravesando por un periodo de trastorno del sueño que impide que tengas un sueño regular. Pero no te preocupes, cualquiera puede pasar por alteraciones del sueño.  De hecho, son frecuentes entre la población: se presentan en por lo menos el 30 ó 35 % de los adultos. Este porcentaje crece de manera alarmante en las sociedades desarrolladas.

Por que no logro un Sueño Reparador

Una de las alteraciones del sueño, que no te deja descansar se conoce comúnmente como insomnio o la persistente dificultad de lograr y mantener el sueño. Las causas del insomnio son variadas y podrían ser orgánicas, asociadas a algunas enfermedades físicas o, no orgánicas, vinculadas a factores como estrés, ansiedad, hábitos inadecuados o mala higiene del sueño; esto último se refiere a no mantener horarios fijos para ir a dormir.

A estas variables debemos sumar algunos hábitos propios de la era digital, que podrían ser uno de los motivos que te impiden tener un sueño reparador: el constante uso de móviles y otros dispositivos, para consultar las redes sociales y actualizar nuestro estado a cualquier hora de la noche  ¿Haces esto antes de dormir?

5 fases para un sueño reparador

Lograr un descanso profundo es importante para nuestro desempeño cotidiano. Sin embargo, especialistas señalan que una mala noche, no tendrá repercusiones importantes en nuestra salud.  Pero, si tienes dificultades para dormirte, te despiertas por la noche con frecuencia o te levantas muy temprano, debes escuchar a tu cuerpo y evaluar tus ciclos o etapas del sueño.

Las etapas del sueño son cinco y durante el desarrollo de cada una se producen fenómenos internos en tu cuerpo:

  1. En esta fase cierras los ojos e inicias la etapa de transición entre el estado consiente y el sueño.
  2. Transcurren 10 minutos y ya estás en la fase dos. Tu ritmo respiratorio y cardíaco disminuyen. El cerebro está a punto de descansar.
  3. Esta es una fase regeneradora. Estás en el llamado sueño profundo o delta.
  4. Tu sueño es aún más profundo en la etapa cuatro. Ahora tus músculos están completamente relajados y el cerebro es desprovisto de sangre.
  5. Esta es la fase REM. Caracterizada porque tus ojos cerrados se mueven rápido. Es en esta fase cuando experimentas sueños y la memoria almacena recuerdos que ayudan a desempeñarte mejor.

Dormir Bien

La clave del sueño reparador, está en cuántas veces logres completar en una noche estas fases  del sueño. Con lo cual, lo que nos da la sensación de un buen descanso no estaría asociado a las horas dormidas, sino a la calidad de éstas.

Sin sueño reparador no hay paraíso

Entonces, la calidad,  y no las horas de sueño, son las que dictaminan nuestra alegría diurna por un buen descanso. ¿Es falso entonces el consejo referido a que dormir ocho horas, garantiza nuestro perfecto funcionamiento todo el día? Al parecer la respuesta varía de persona a persona y está ligada a los ciclos de sueño que logre completar a lo largo de las horas que esté en brazos de Morfeo.

Existe mucha gente alrededor del mundo que sólo con 4 ó 6 horas de sueños, se sienten activas. El secreto en la calidad del sueño de estos privilegiados, es que duermen poco pero profundo. Por lo que su sueño es realmente reparador. En contraposición, hay ocasiones en que dormimos más de ocho horas y al levantarnos nos sentimos cansados. En esa oportunidad el sueño no fue tan profundo como debía serlo.

Como Tener un Sueño Reparador

8 Claves que te ayudarán a tener un sueño reparador

  1. Trata de mantener un horario constante de sueño: Acostarte y levantarte a la misma hora, incluso los fines de semana.
  2. Cuida que tu cuarto esté siempre ordenado, limpio y con el nivel de luz adecuada para dormir.
  3. Evita comer, leer y ver televisión en tu cama
  4. Realiza ejercicios regularmente.
  5. Evita la ingesta de alcohol, tabaco y bebidas con cafeína.
  6. No comas en grandes cantidades ni comidas pesadas,  antes de acostarte.
  7. Toma siestas de no más de 45 minutos.
  8. No desestimes la efectividad de los tés sin cafeína: Toma tila o manzanilla.

¿Te animas a probar estas alternativas? Felices sueños!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *