Pie diabetico
Salud

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para el pie diabético?

La tecnología de campos electromagnéticos acelera la curación de heridas y los procesos de regeneración de tejidos.

El pie diabético es una dolencia muy común entre las personas que padecen diabetes y entraña una significativa reducción en la calidad de vida si no es tratado adecuadamente.

El pie diabético tiene unos síntomas muy característicos. La falta de sensibilidad es uno de los más frecuentes y de temprana aparición. La sensación de hormigueo y de adormecimiento en las extremidades inferiores son también síntomas muy comunes en esta dolencia, así como los calambres en los pies.

Tratamiento para el pie diabetico

La diabetes es una enfermedad crónica que se da en las personas como consecuencia de un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia). Esos elevados niveles de glucosa pueden ser perjudiciales para todo el organismo, sobre todo para el corazón, los riñones, los nervios y las arterias.

Ante una afección que puede llegar a ser tan grave, ¿qué recomiendan los expertos?

El tratamiento más eficaz del pie diabético

Tradicionalmente, en el abordaje de dolencias agudas y de larga duración, como el pie diabético, se aplicaban tratamientos prolongados con grandes dosis de analgésicos. Sin embargo, en los últimos años ha emergido una tecnología que ha demostrado gran eficacia en el tratamiento de este tipo de afecciones sin necesidad de recurrir a la ingesta de medicamentos.

ActiPatch® es un microdispositivo terapéutico de uso personal, libre de fármacos, que utiliza la energía de los campos electromagnéticos para restaurar las células dañadas y actuar en el foco del dolor, en el caso de que exista, proporcionando un gran alivio. Además, facilita la renegación de la piel en caso de úlceras en los pies y piernas, haciendo que cicatricen mucho más rápido de lo que lo harían por sí solas.

Para acelerar el proceso, desde AvanFarma, división de farmacia de Acuña y Fombona, una de las empresas líderes de distribución de productos médico-quirúrgicos en España y Portugal, recomiendan llevar puesto el dispositivo de manera continuada las 24 horas del día.

Cuidados del pie en las personas con diabetes

La diabetes no solo puede causar daños en la piel de los pies, también puede deteriorar los nervios que recorren el organismo, disminuyendo la sensibilidad al dolor, al calor o al frío. Esa pérdida de sensaciones es la razón por la que los diabéticos tardan más tiempo en percatarse de la presencia de heridas e infecciones en los pies.

Para evitar que cualquier herida, rozadura o grieta pase desapercibida y pueda servir como puerta de entrada a una infección, es importante también poner en práctica los siguientes pasos:

  1. Revisar bien la punta del dedo gordo, la base de los dedos pequeños, la base de los dedos medios, el talón, la parte exterior del pie y la planta.
  2. Llevar una vida saludable y dejar de fumar. El tabaco estrecha las arterias y puede ser el causante de que el aporte de oxígeno a los pies no sea el adecuado. También es aconsejable realizar ejercicio diario en forma de paseos por terrenos llanos.
  3. Vigilar y cuidar con esmero la higiene de los pies. Se deben mantener limpios y lavarlos a diario con agua tibia y jabón. El secado debe ser minucioso.
  4. En lo relativo al cuidado de las uñas, en el supuesto de que fuera necesario, acudir a un podólogo, ya que estos cuidados requieren de precisión.
  5. Utilizar calcetines de fibras naturales (algodón, hilo o lana) y de tonos claros para facilitar la detección rápida de las heridas.
  6. El calzado debe ser cómodo y amplio, donde cada dedo tenga su espacio. Es importante que el pie esté bien sujeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *