Tipos de gastos profesionales
Economía

¿Cuáles son los tipos de gastos profesionales que existen?

Los gastos son una cantidad de dinero que se deduce de los ingresos de una empresa y que se refleja en la cuenta total. Pero, ¿qué tipos de gastos tiene una empresa? ¿Cuáles son deducibles?

¿Qué es un gasto para una empresa?

Un gasto es un elemento que puede cargarse a los ingresos de la empresa durante un período de tiempo determinado. Se deduce de los ingresos para obtener el beneficio del ejercicio. Por lo tanto, se incluye en las cuentas generales de la empresa.

Se puede acumular o pagar por adelantado. A veces, el gasto es deducible de impuestos, siempre que sea exclusivamente profesional.

En la práctica, los gastos son las sumas pagadas a cambio de:

  • Materias primas, bienes, suministros, etc.
  • Préstamos de dinero (intereses, agios, etc.).
  • Prestación de servicios (honorarios, subcontratación, etc.).
  • Impuestos no recuperables (formaciones, renta, etc.).

Por supuesto, también hay gastos excepcionales y cantidades pagadas sin contraprestación. Para evitar problemas en el departamento de contabilidad de la empresa, la gestión de gastos Expensya puede ser una gran solución.

Tipos de gastos de una empresa

Como podemos imaginar, además de los beneficios, una empresa tiene muchos gastos. Veamos las categorías más habituales en las que agrupar los gastos y mantener un orden lógico en las cuentas de la empresa.

Gastos de actividad

También llamados de operación o de funcionamiento, aquí se incluyen todos aquellos gastos necesarios para el funcionamiento operativo de la empresa.

Los gastos de actividad contribuyen al beneficio de la operación. Este resultado se obtiene tras deducirlos de los ingresos por la actividad profesional.

Gastos financieros

Este tipo de gastos está relacionado con la obtención de financiación para la empresa. Se trata de sumas que se pagan a cambio de recibir fondos externos o proporcionar capital interno.

Los gastos financieros se incluyen, evidentemente, en las cuentas financieras, por lo que reducen los ingresos de esta categoría.

Gastos excepcionales

Se trata de los gastos que no están relacionados con la gestión cotidiana de la empresa. Se refieren a operaciones de capital o de gestión, y se incluyen en las cuentas generales de la empresa.

¿Qué gastos de empresa son deducibles?

Por supuesto, no todos los gastos empresariales son deducibles de impuestos. Para ello, estos gastos deben cumplir ciertos requisitos:

  • Estar relacionados con la gestión normal de la empresa.
  • Incurrir en el interés directo de la empresa.
  • Corresponder a gastos reales.
  • Estar respaldados por pruebas suficientes.
  • Incluirlos en los gastos del ejercicio económico pertinente.

Además, no todas las empresas pueden deducir gastos de sus ingresos imponibles. Para ello, será necesario ver el tipo de empresa y sus particularidades en este ámbito, así como la ubicación de la sede central, ya que esto puede variar según el país.

Entre los gastos deducibles, se diferencian las siguientes categorías:

  • Compras de materias primas.
  • Compras de productos con vistas a su reventa.
  • Gastos profesionales (franqueo, documentación, material de oficina…).
  • Gastos de viajes de negocios.
  • Gastos de comidas de empresa.
  • Gastos de ropa necesarios para la actividad profesional.
  • Intereses de anticipos por parte de socios, accionistas o gerentes.
  • Cuotas de sindicatos o asociaciones profesionales.
  • Regalos de empresa (dentro de un uso moderado).
  • Gastos de litigios y recursos.
  • Gastos de formación profesional.

Para diferenciarlos bien e identificar sin problemas qué gastos son deducibles, es necesario tener claro que también hay otros gastos que no son deducibles, tales como ciertos impuestos y tasas (impuestos de sociedades, renta, vehículos, propiedad…), gastos considerados como lujos, despidos económicos, compromisos de jubilación, sanciones y multas del estado, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.