razones por las que los alimentos orgánicos son más saludables
Nutrición

3 razones por las que los alimentos orgánicos son más saludables

La agricultura es un método milenario, a través del cual, la humanidad ha conseguido proveerse de los alimentos necesarios. Sin embargo, en las últimas décadas la implementación global de productos químicos tóxicos en la agricultura ha desencadenado una serie de problemas medioambientales y distintas enfermedades. No obstante, cada vez son más los agricultores que optan por un cultivo de alimentos orgánicos y saludables.

Aunque hasta hace unas décadas era inimaginable concebir una agricultura basada en productos químicos tóxicos para la salud humana, desafortunadamente, los métodos de cultivo modernos suponen un riesgo, no solo para las sociedades, sino que además, amenazan la vida de diversas especies animales y de valiosos recursos naturales como el agua.

Por suerte, en el mercado es posible conocer una gran variedad de tiendas online como Marketsostenibles, quienes logran poner a disposición los mejores alimentos orgánicos directamente desde productores nacionales.

¿Por qué consumir alimentos orgánicos?

El término orgánico se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos, cada año los alimentos orgánicos ganan miles de nuevos adeptos en el mundo, ya que se trata de un método de agricultura capaz de producir alimentos libres de fertilizantes, pesticidas o herbicidas sintéticos.

Aún cuando la ciencia sigue identificando los efectos positivos de la dieta orgánica para las personas, los especialistas de la salud recomiendan los alimentos orgánicos para alcanzar una óptima nutrición.

Alimentos libres de pesticidas

Los métodos de agricultura modernos emplean plaguicidas sintéticos para proteger a las plantas de insectos o bacterias. De acuerdo con diversos estudios, estos pesticidas y otros productos químicos tóxicos, generalmente no solo actúan sobre las plantas, sino que además llegan a contaminar el suelo, el aire y hasta las fuentes de agua.  

Por su parte, la agricultura orgánica basa la protección de su producción en la prevención y en prácticas biológicas no invasivas, ni agresivas, para combatir los hongos, bacterias e insectos que por naturaleza se alimentan de las plantas. Cabe destacar, que en cierta medida, la agricultura orgánica también utiliza plaguicidas. 

Sin embargo, no suponen ningún riesgo ambiental o para la salud del ser humano, ya que contienen componentes o nutrientes aptos para el consumo, como el aceite de colza o de menta verde, el hierro o la arena de cuarzo.

Suelos menos contaminados

La población mundial sigue en ascenso, y en la competición por dotar cada vez de más mercados, las grandes empresas utilizan una gran cantidad de productos químicos tóxicos que les permiten producir más alimentos en un corto período de tiempo. Está previsto que en el medio o largo plazo, la agricultura moderna puede generar una gran crisis alimentaria, al contaminar los suelos.

En este sentido, los productores nacionales de alimentos orgánicos y saludables, como los que se encuentran en Market Sostenible, emplean métodos como los cultivos intercalados o la rotación de cultivos, los cuales evitan la erosión del suelo, uno de los problemas ambientales más graves y dañinos.

La agricultura orgánica contamina menos el medio ambiente

La industrialización de la naturaleza y la agricultura continúa generando debates a nivel internacional sobre los aspectos negativos de los campos fertilizados con productos químicos tóxicos. Los estudios más recientes han determinado que la agricultura convencional origina un 40% más de gases con efecto invernadero en la atmósfera.

Por otro lado, se ha determinado que la agricultura orgánica y sostenible es capaz de reducir la producción de dióxido de carbono. Asimismo, este método ecológico puede producir alimentos saludables de forma eficiente utilizando hasta un 45% menos de energía que la agricultura convencional.

Es importante destacar que la agricultura convencional representa un gran peligro para los recursos naturales, como el suministro de agua. No en vano se ha alertado que la principal amenaza de los ríos en un futuro cercano es la agricultura convencional. En contraposición, los productores de alimentos orgánicos reconocen el papel tan necesario que cumple el agua, por lo que sus métodos de cultivo giran en torno a conservar la misma libre de agentes contaminantes.

Consumir alimentos orgánicos y saludables es más que una simple opción, representa una forma de vida que respeta el hábitat natural, a través de técnicas de cultivo sostenibles que garantizan una mayor calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.