Fumigación de ratas
Curiosidades

Por qué es importante la fumigación para controlar las plagas

Hay todo tipo de plagas y pueden aparecer en cualquier momento y lugar. Mantenerlas a raya es fundamental ya que pueden ser portadoras de enfermedades o hasta generar daños materiales en las instalaciones.

Las plagas pueden aparecer en cualquier momento, especialmente en determinadas condiciones atmosféricas o atraídas por algunos factores. Es importante, cada cierto tiempo, realizar un trabajo de fumigación para mantenerlas a la raya y así evitar que lleguen a invadir los espacios. En casos graves, estas plagas pueden contaminar significativamente un lugar y hacerlo inhabitable. En casos leves, se trata sin dudas de una molestia que es preferible evitar.

Es cuestión de higiene

Las fumigaciones son un proceso indispensable frente a situaciones de invasión de plagas o incluso para evitarlo. Los insectos, tales como las cucarachas, las moscas o los mosquitos, son transmisores de enfermedades que pueden llegar a afectar a los seres humanos, además de que suelen vivir en lugares donde hay restos de comida e incluso alimentos en descomposición. Por esta razón, evitarlas debería ser una prioridad en cualquier vivienda, y para ello cobra un papel de suma importancia la de los fumigadores, como los de https://econtroldeplagas.com.

Desde eControl de Plagas pueden ofrecernos un servicio inmediato, accesible para nuestro bolsillo y garantía de calidad. Esto es así porque las fumigaciones y limpiezas son de larga duración, por lo que no es necesario volver a fumigar hasta después de pasado un largo tiempo. Esto es importante ya que también cabe tener en cuenta que los procesos de fumigación implican la utilización de productos tóxicos, que ante un uso reiterado puede llegar a ser contraproducente o nocivo para la salud de aquellos que viven dentro del hogar, incluyendo a las mascotas. Un servicio con larga duración es la mejor respuesta ante una situación de aparición de plagas.

Por supuesto, estos trabajos de fumigación se pueden y se deben llevar a cabo tanto en hogares como en empresas. Los comercios, restaurantes, colegios, farmacias, hospitales y otros locales abiertos al público, especialmente en los que se maniobran alimentos a diario o se trabaja con la salud de las personas, tienen que cumplir con normas muy estrictas de sanidad. Evitar las plagas es una de las tareas más importantes que tiene cualquier persona a cargo de un sitio de estas características. Además, las plagas pueden aparecer en cualquier momento y no siempre se trata de moscas o de cucarachas. En algunos casos, se experimenta también la invasión de ratas o roedores, hormigas, pulgas, etcétera.

Fumigación de plagas

Muchas veces, estas invasiones se generan por algún factor en particular. Es decir, dependiendo del tipo de plaga, pueden verse atraídas hacia los alimentos, la basura, la madera, en el caso de las termitas. Las condiciones atmosféricas también pueden influir considerablemente en la aparición de insectos o roedores. Los mosquitos, las moscas o las cucarachas a menudo se sienten atraídas por la humedad o las altas temperaturas, así que es más normal que aparezcan en cantidades cuando se aproxima el verano o durante períodos de lluvias. En estas épocas es todavía más necesario hacer un trabajo de fumigación, para evitar que la situación se vuelva más desagradable.

Se evitan problemas

Las plagas no solamente son causantes de enfermedades, también pueden causar el deterioro de objetos o el mobiliario, como sillas, mesas, cortinas. En este sentido, su aparición implica, además de un encuentro poco ameno, el gasto de dinero para reponer o reparar lo que ha sido dañado. Las fumigaciones llevadas a cabo por expertos en control de plagas apuntan a prevenir este tipo de problemas, con una solución rápida y económica. Ellos sabrán perfectamente cómo encargarse de la invasión y qué tienen que hacer para acabar con ella. En cada caso el procedimiento puede llegar a variar, ya que no es lo mismo tratar con ratas que hacerlo con cucarachas o termitas.

Por ese mismo motivo, los servicios de los profesionales a veces varían y es una buena idea solicitar un presupuesto previamente para concertar una cita. En cualquier caso, es fundamental especificar claramente cuál es el problema y el tipo de plaga que ha aparecido. De este modo, los fumigadores se acercarán para inspeccionar la zona y determinar qué zonas deben ser tratadas con mayor intensidad. Tanto en residencias como en establecimientos públicos, las plagas suelen concentrarse mayoritariamente en determinados espacios o zonas, ya que a menudo son los puntos en los que ponen huevos o tienen sus nidos. El trabajo de los profesionales es identificar estos lugares, y así elaborar un plan de sanitización.

Dependiendo de las características de cada caso y su gravedad, este plan puede tener varias etapas, sólo unas pocas o, incluso, una sola. En algunas circunstancias la invasión es tal que se necesitan diferentes visitas y un procedimiento mucho más intensivo, mientras que en otros casos esto no es necesario y es posible mantener a raya las plagas con unas pocas aplicaciones. Será trabajo de los profesionales determinar qué es lo más adecuado. Además, posteriormente a la limpieza es probable que los expertos nos brinden una serie de indicaciones o cuidados a tomar para garantizar una mayor efectividad. Es importante seguir todas estas indicaciones y así asegurarse de que las plagas no vuelvan a aparecer.

También es clave remarcar que los profesionales pueden hacer uso de productos de buena calidad, que no dañen a la vegetación ni el entorno. Aun así, deben ser maniobrados por personas capacitadas por lo que es importante no caer en el error de querer fumigar por nosotros mismos. Pretendiendo ahorrar es posible que cometamos alguna falencia en el proceso y esto puede ser contraproducente. Es fundamental recordar en estos casos que invertir en salud e higiene nunca debería ser considerado un gasto.

Por el contrario, es un paso de lo más necesario para evitar que nosotros, tanto como nuestros seres queridos, vecinos y/o comensales nos veamos afectados. Prevenir es mejor que curar, de eso no hay dudas. Y lo que se hace al eliminar a las plagas de una instalación, sea la que sea, es justamente prevenir enfermedades, suciedad y daños materiales que podrían costarnos todavía más caro.

One thought on “Por qué es importante la fumigación para controlar las plagas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.