Como superar un desamor
Interesante

¿Cómo superar un desamor?

Tras una ruptura amorosa se vive un proceso de duelo. Es parte del ciclo de vida de una relación cuando dos personas deciden culminarla y tomar caminos diferentes. Esto hace necesario saber cómo superar un desamor.

Este proceso puede llegar a tomar años o por el contrario puede ser un tiempo corto, dependiendo del amor propio de las personas y de las circunstancias que pusieron fin a la relación.

El desamor en sus etapas

Entregarse al sufrimiento es la primera opción que pasa por la mente de la mujer y el hombre al vivir un desamor, nada mejor que ayudarse con canciones e imágenes como las presentes en esta página.

Es un buen primer paso porque se necesita expresar los sentimientos y ayuda a entender realmente cómo se siente. De hecho un recurso importante es acudir a las imágenes de desamor con frases.

Para continuar tu proceso de recuperación, debes saber que investigadores de la Universidad de Colorado han detectado que la forma más efectiva de superar un desamor es convenciéndose de que ya se ha superado.

El desamor en sus etapas

Superar el desamor con psicología

El estudio mostró que la mejor manera de superar un desamor es a través del engaño, es decir, provocar una reacción de engaño en el cerebro, lo cual, permitirá aliviar el dolor emocional y físico que se produce ante una ruptura amorosa.

Estos profesionales realizaron un experimento empleando el uso de un placebo con un grupo de participantes, quienes al principio creían que estaban consumiendo un remedio para calmar sus males.

De tal forma que una vez se tomaban el placebo, estos creían que estaban haciendo algo para ayudar a aliviar sus malestares. Se concluyó que todo el poder de superación viene desde la mente y los pensamientos positivos que emanan de allí para convencerse que todo es pasajero.

¿El placebo es la cura del desamor?

Un estudio realizado por el Journal of Neuroscience contó con la presencia de 40 voluntarios que habían vivido una ruptura amorosa en tiempos anteriores, a los cuales se les pidió que trajeran una foto de su ex y una foto de un buen amigo del mismo género.

De esta manera, se realizaron resonancias magnéticas mientras se mostraba la foto de su ex y se les pidió que recordaran el momento de la ruptura. Seguidamente se les mostró la imagen del amigo.

A medida que se presentaba la situación, los investigadores administraban dolor físico mediante un estímulo de calor en el antebrazo izquierdo varias veces.

Con esta actividad se le realizaba seguimiento a la reacción física y mental de los voluntarios, en donde se evidenció que ambos dolores eran similares.

Posteriormente se les dio placebo en aerosol nasal, confundiéndolos con un poderoso analgésico efectivo y con una solución salina, que reduciría el dolor emocional. Esta sustancia reflejó en la resonancia un efecto de cicatrización.

Según la ciencia, el placebo ayudó a animar a los participantes y el dolor emocional puede convertirse en físico. No obstante, superar esta fase depende de nosotros mismos y de la capacidad física y mental de salir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *