Programación
Tecnología

Bootcamp: la llave para entrar al mundo de la programación

La escasez de perfiles digitales en el mercado laboral ha ocasionado la aparición de una gran cantidad de cursos intensivos de programación que aseguran que un alumno puede convertirse en programador web en pocos meses. Son los llamados bootcamps.

Muchos alumnos que se matriculan en bootcamps en programación, comienzan sin ni siquiera haber escrito jamás una línea de código. Pero esto, no es ningún impedimento para poder convertirte en programador junior en apenas tres meses.

Según diversos informes, en la actualidad existe un déficit de profesionales digitales tanto en España como en Europa. Se habla de hasta 300.000 puestos sin cubrir. La Fundación Telefónica ha realizado un análisis para detectar los perfiles y habilidades más demandadas por las empresas. Los resultados confirman la ausencia de los perfiles digitales. La profesión más demandada es la de desarrollador de software y le siguen otras como administrador de sistemas o desarrollador web y multimedia.

¿Por qué estudiar un bootcamp para empezar en programación?

Precisamente, para acabar con esa falta de formación digital, han surgido en los últimos años numerosas escuelas que ofrecen una gran variedad de boot camps o cursos intensivos para adquirir los conocimientos necesarios para comenzar a programar en cuestión de meses.

Detrás del auge de los bootcamps, está la desvinculación que existe entre lo que se enseña en un grado universitario y lo que demandan las empresas realmente. En grados como ingeniería informática, la formación es buena, pero también es cierto que este tipo de sectores sufren actualizaciones cada minuto, y además, en ocasiones pueden pecar de no prestarle demasiada atención a la parte práctica, lo cual es fundamental para entrar a trabajar en las empresas. Muchas veces se les enseña lenguajes de programación obsoletos o no se profundiza mucho en la materia. Esto no ocurre con los bootcamps, donde se aprenden los lenguajes más utilizados en la actualidad como JavaScript.

Otra de las características más importantes de los bootcamps es su corta duración, si los comparamos con una carrera universitaria o un postgrado. Muchas escuelas poseen programas intensivos de formación en desarrollo web con los que, en tan solo 3 meses, el alumno puede convertirse en programador junior, aunque no posea ningún conocimiento previo. 

Seguramente te estarás preguntado, ¿cómo es posible conseguir esto? Pues bien, la clave es la metodología learning by doing, o lo que es lo mismo, aprender haciendo. Se trata de una metodología con una pequeña base teórica y muchísima práctica, para prepararte para los retos que tendrás que resolver mañana mismo.

¿Qué salario tiene un programador junior?

El perfil del programador web tiene espacio en prácticamente todo tipo de empresas. Desde startups, agencias de marketing digital, multinacionales o pymes, cualquiera de ellas necesita una página web para poder operar y a alguien que sepa construirla.

Además, los puestos pueden llegar a ser muy variados y diferentes en función de la empresa para la que trabajes: front-end developer, back-end developer o desarrollador web full stack. 

Como en todas las profesiones, el salario dependerá de los años de experiencia que tengas como programador. Para perfiles junior que están empezando, el salario puede variar entre 17.000 y 21.000 euros anuales. Sin embargo, perfiles más senior que acumulan más de 10 años de experiencia en el sector, pueden llegar a rondar incluso los 40.000 euros.

Las ventajas de los bootcamps son tan numerosas como los beneficios futuros que puede proporcionar convertirte en programador. Por eso, si estás pensando en dar un giro a tu vida profesional o sientes curiosidad por la programación te aseguramos que un boot camp es la mejor opción del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.