Patinete eléctrico
Interesante

¿Cuáles son las averías más frecuentes del patinete eléctrico?

Los patinetes eléctricos se han convertido en una de las alternativas de movilidad sostenible más demandadas de los últimos años, pudiendo verlos en las calles de casi todas las ciudades españolas. Son vehículos personales que facilitan el desplazamiento de las personas en localidades congestionadas por el tráfico.

Por supuesto, también se trata de un medio de transporte que debe someterse a cuidados especiales y un mantenimiento periódico. Es necesario acudir a un taller patinete eléctrico para revisar la presión de los neumáticos, además de prevenir o solventar algunas de las averías que frecuentemente sufre esta clase de vehículos en sus componentes.

Elementos susceptibles a desgaste y averías

Según las características del patinete eléctrico, el vehículo puede tener dos o más ruedas, plegarse o variar en cuanto a los materiales de construcción. La velocidad de desplazamiento y la autonomía de la batería son otras características consideradas como importantes para entender las necesidades de mantenimiento que tendrá el dispositivo a largo plazo.

Por lo general, la mayor parte de los problemas que se encuentran los talleres de reparación de patinetes eléctricos guardan relación con las siguientes áreas:

  • Neumáticos
  • Batería
  • Frenos
  • Transmisión
  • Sistema de motorización

Sin duda, se trata de vehículos fiables, pero que exigen un buen mantenimiento y cuidados, pues de lo contrario serán bastante susceptibles de presentar averías. Algunos de los inconvenientes más comunes en patinetes eléctricos son:

Rotura de guardabarros

El guardabarros es una pieza sensible que puede romperse por acción de las vibraciones y los pequeños golpes continuados sobre el pavimento, así como por causa de los baches. Cuando el guardabarros se rompe, la rueda puede verse afectada y ocasionar que esta termine sufriendo un pinchazo accidental.

Pinchazo en las ruedas

La segunda avería más frecuente serán los pinchazos en las ruedas. Algunas veces los pinchazos pasan inadvertidos, haciendo que el funcionamiento del patinete empeore con el paso del tiempo. Cuando se circula durante muchos días con una rueda pinchada, probablemente se terminen ocasionando daños a otros componentes.

Problemas de dirección

Otro motivo de visita a un taller para la reparación patinete eléctrico, serán los problemas de dirección. Es un problema común en los patinetes pequeños y que se encuentra estrechamente relacionado con los vicios de conducción de cada persona. Una forma sencilla de evitar problemas de dirección es evitando frenazos muy bruscos.

Frenos inoperantes

Sea cual sea el tipo de frenos incorporados al dispositivo, estos sufrirán algún nivel de desgaste con el paso del tiempo, pues todos contienen piezas específicas para la acción de frenado que deben sustituirse con el paso de los meses. Por ejemplo, el desgaste de resortes, discos o almohadillas. Además, todo sistema de frenado puede fallar debido a piezas desajustadas por la vibración.

Daño de la batería

Con el paso del tiempo, la batería es una de las partes que terminará desgastándose debido al uso. Lo mismo ocurre con el sistema de carga. Sin duda, el inconveniente más común es el rendimiento y el almacenamiento de la energía en la batería del dispositivo. Las baterías suelen dañarse por accidentes, golpes y condiciones de humedad inapropiadas en el almacenamiento del patinete.

Daños sobre la estructura

Cuando el patinete se cae, es mal utilizado o las calles se encuentran en malas condiciones, resultará bastante sencillo que ocurran daños sobre la estructura del patinete eléctrico que terminen afectando a su correcto funcionamiento. Los golpes y las caídas pueden comprometer la estructura metálica y hacer que el manillar o la transmisión sufran daños.

Consejos para el cuidado de tu patinete eléctrico

Habiendo entendido cuáles son las averías más comunes en estos dispositivos, es necesario conocer la forma adecuada de cuidar y mantener tu patinete eléctrico en perfecto funcionamiento. Para prolongar la vida útil de tu scooter, es preciso cumplir con las siguientes recomendaciones:

  1. Limpiarlo con regularidad. La limpieza diaria de tu dispositivo te ayudará a detectar rápidamente cualquier daño ocurrido sobre la estructura, pudiendo llevarlo a tiempo para un mantenimiento correctivo.
  2. Guárdalo bajo las condiciones climáticas adecuadas. El patinete eléctrico debería almacenarse en un espacio donde la temperatura promedio se encuentre por debajo de los 25 °C, pues los cambios extremos de temperatura pueden alterar el funcionamiento de sus mecanismos.
  3. Evitar las maniobras acrobáticas. Los derrapes y caballitos son maniobras prohibidas con esta clase de vehículos, pues además de suponer un peligro para el conductor y otras personas, también generan un daño prematuro sobre los componentes, ocasionando el desgaste del vehículo.
  4. Evitar que la batería se descargue por completo. Se recomienda que la batería se cargue cuando esta disminuye del 10% y esperar a que esta llegue al 90% antes de desconectarla.
  5. No circules en condiciones de muy alta humedad, tampoco sobre caminos sin asfalto, ya que ambas condiciones reducen la vida útil del patinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.