Piel sin manchas
Salud

¿Cómo tratar las primeras arrugas?

A día de hoy vivimos rutinas frenéticas; una vida cosmopolita que implica estrés, prisas, contaminación. Todo ello influye en la salud de nuestra piel, que se vuelve más sensible también con el paso del tiempo. La de nuestra cara es la que más sufre, formándose así las líneas de expresión y arrugas, más evidentes también después de los 35 años. 

La aparición de las primeras arrugas son, sin duda, símbolo de que hay que comenzar a tratarlas. Un rostro cuidado a diario puede ahorrarnos dolores de cabeza en el futuro ya que, como bien afirman los expertos: ‘la piel tiene memoria’, y la de nuestro rostro aún más. Un cuidado acertado de nuestra piel puede lograr que las arrugas se atenúen y la piel recobre su aspecto juvenil, cuidado y brillante.

La cara y, sobre todo, el contorno de nuestros ojos son donde más se presentan, acorde a las líneas de expresión que varían en cada persona. También la genética, que es una de las causas por las que sucede algo en concreto en nuestro organismo. Así, el tipo de piel que tengamos condicionará la cantidad o forma en la que aparecen nuestras arrugas: podemos ser más o menos propensos a ellas. Otra tercera razón por la que se manifiestan estas líneas en el rostro son por la cantidad de exposición que pasamos al sol, un elemento que sin duda influye en el envejecimiento del rostro. 

Tratar las primeras arrugas

Además de los medicamentos y cirugías estéticas, lo más efectivo al largo plazo -sin pasar por el quirófano- siempre será contar con productos específicos para nuestro tipo de piel y con unos ingredientes que nos ayuden a frenar las primeras arrugas. En este sentido, desde los 20 a los 30 años se recomienda el uso de cremas, sérums para pieles más jóvenes que cuentan con una renovación celular menor; en una edad en la que aparecen las primeras arrugas, siendo muy importante la prevención.

Los tres principios activos en cremas fundamentales son los retinoles, la Vitamina C y el ácido hialurónico. En este sentido, existe un amplio abanico de cremas antiarrugas y productos que nos pueden ayudar a combatir las primeras líneas en el rostro:

  • Clarins Paris. La marca se caracteriza por trabajar con ingredientes naturales que respaldan el cuidado por el medioambiente. La gama de Clarins Multi-Active son en su mayoría cremas antioxidantes, para uso diario y de noche, que retrasan los primeros signos del envejecimiento de la piel. Según el tipo de piel, desde Clarins cuentan con tratamientos para pieles normales, mixtas, sensibles o secas. 
  • Filorga Time-Filler Eyes. Se trata de una crema de cuidado completo de los ojos que cuenta con complejos con efecto lifting y complejo vegetal. La crema se ha vuelto famosa gracias a su poder de alisamiento de las arrugas y de las líneas de expresión así como su utilidad como reafirman de los párpados caídos; también reduce las ojeras y aporta un efecto ojos más grandes. Se inspira en las técnicas de los tratamientos estéticos para eliminar las arrugas ‘rellenándolas’. 
  • La Mer. Cualquier producto de la gama de La Mer cuenta con la absoluta confianza del cliente. Y es que es un producto con un alto porcentaje de sustancias activas, un tratamiento que nos darían en cualquier centro de belleza pero que ahora nosotros podemos tener en nuestra casa.
  • Foreo. La gama Foreo también es un imprescindible en cualquier kit-antienvejecimiento. Una correcta limpieza del rostro es fundamental para eliminar impurezas y hacer que nuestra piel respire y se regenere con normalidad. El cepillo sónico de Foreo Luna deja la piel lisa, suave y radiante después de cada pasada, eliminando en tan solo 1 minutos hasta un 99,5% de la suciedad e impurezas de nuestra piel. Además, gracias a que masajes ligeramente nuestro rostro, con ello logramos estimular la microcirculación de nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.