Solicitar préstamos rápidos por Internet
Economía

¿Cómo y por qué solicitar préstamos rápidos por Internet?

Hay momentos en la vida en los que se necesita un aporte extra de dinero debido a la falta de liquidez o un imprevisto que necesita ser subsanado en ese momento. Es aquí donde entran en juego los productos financieros que permiten conseguir dinero a través de Internet de forma rápida, sencilla y sin papeleos.

Los préstamos rápidos son una gran opción para todas aquellas personas que desean obtener una cantidad de dinero relativamente moderada sin tener que realizar un proceso crediticio tradicional. Ya que estos, por lo general, suelen ser tediosos y largos. 

En cambio, cuando solicitamos préstamos rápidos, el tiempo de respuesta suele ser de pocos minutos o horas según la entidad bancaria que contactes. Y al transcurrir este tiempo tendrás el dinero en tu cuenta bancaria, sin tener que recurrir a una gran cantidad de requisitos, ni tiempos de espera. Esto es debido a que es un producto financiero destinado a conseguir financiación urgente por Internet.

¿Cómo puedo solicitar préstamos rápidos? 

Si vas a solicitar un crédito o préstamo rápido, lo primero que deberás hacer es rellenar el formulario de solicitud, todo esto se hace de forma online. Allí verás que se te presentan varias opciones de crédito, y tu deberás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. 

En este mismo formulario, vas a indicar cuál es la cantidad de dinero que quieres solicitar. Y a su vez, podrás simular el crédito, para que veas las cantidades que tendrás que pagar y en qué lapso de tiempo. Cuando definas la forma de pago, deberás indicar tus datos personales, tus datos bancarios y de contacto. 

Después de ello, tendrás que verificar los datos que has puesto y si están correctos, envía la solicitud y espera la respuesta de la entidad bancaria, que por lo general es inmediata. En esta respuesta te dirán si la solicitud fue aprobada o no. 

Si tu solicitud fue aprobada, lo que te queda es esperar unos pocos minutos para que puedas recibir el dinero en tu cuenta bancaria. Y listo, podrás utilizar la cantidad solicitada para cubrir esa necesidad que se te presentó de forma imprevista. Ya que en estos casos es que la mayoría de las personas acuden a este tipo de préstamos.

Así que no esperes más y solicita tú también tu crédito rápido, eso sí, antes de hacerlo verifica bien las opciones de pago que te da el simulador de créditos, para que puedas cumplir con cada uno de los pagos que queden establecidos en el acuerdo crediticio.

La mayoría de entidades financieras de préstamos rápidos resumen su proceso de solicitud online en los siguientes pasos:

  1. Rellenar el formulario de solicitud online.
  2. Verificar los datos incluídos en el formulario.
  3. Recibir el dinero.

Aunque indiquen que es posible conseguir el dinero en 10 minutos, esto no suele ser así debido a que con nuevos clientes se suele realizar más comprobaciones destinadas a calcular el riesgo financiero que tiene el cliente.

¿Por qué solicitar préstamos rápidos por Internet? 

Los préstamos rápidos por Internet ofrecen dinero al instante, por lo que en caso de necesidad de dinero urgente son el producto financiero que lo ofrece más rápido. No es necesario realizar papeleos ni trámites innecesarios al realizar la solicitud. Al poderse utilizar para lo que quieras, no hay que dar explicaciones de lo que vas a hacer con el dinero. Es por ello que muchas personas que desean confidencialidad recurren a este tipo de préstamos.

Los préstamos rápidos son préstamos sin garantía, lo que significa que no es necesario tener aval o avalista. Esto hace que los clientes tengan la seguridad de no perder un bien en caso de no poder devolver el dinero prestado. Además es posible conseguirlos sin nómina, aunque en la mayoría de los casos es necesario justificar ingresos regulares que permitan devolver el dinero prestado.

Y si estás dentro de una lista de morosos, no te preocupes porque también se pueden solicitar estando en ASNEF. ¿Es fácil solicitar este tipo de créditos? Sí, así que no esperes más y si necesitas un crédito rápido no dudes en solicitarlo a una entidad bancaria online. 

Hay usuarios que tienen un no como respuesta a sus solicitudes de préstamos personales y necesitan el dinero rápidamente, por lo que los préstamos rápidos le ofrecen la financiación que necesitan de una forma muy simple de solicitar.

¿Los préstamos rápidos tienen alguna desventaja frente a otros préstamos?

Desafortunadamente la respuesta a esta pregunta es si. Hemos visto que las ventajas que ofrecen frente a los préstamos tradicionales son muchas, pero tienen la gran desventaja de su precio, ya que los tipos de interés aplicados a los préstamos rápidos son mucho mayores que los que tienen los préstamos personales. Esto es debido a que las entidades financieras tienen que afrontar mayores riesgos al aceptar clientes con menores requisitos y ofrecer el dinero rápidamente.

Las entidades financieras de préstamos rápidos aplican los tipos de interés que quieren, ya que este tipo de préstamos no está regulado por el Banco de España ni ninguna otra institución. Esto hace que funcionen como préstamos privados entre una empresa y un usuario. Debido a esta situación, las empresas suelen presentar los intereses aplicados de una forma clara en su página web, no habiendo comisiones ni otro tipo de gastos.

¿Es recomendable solicitar préstamos rápidos online?

La recomendación de los expertos es que se eviten este tipo de préstamos siempre que no sea imprescindible su uso y se recurra otro tipo de productos financieros más baratos. En el caso de que se necesite el dinero de forma urgente y no sea necesario conseguirlo de otra forma se pueden utilizar pero solamente de forma puntual y nunca para pagar la cuota de otro préstamo, ya que haría que el siguiente mes debieras más dinero.

Para terminar, vamos a listar los usos más usuales de los préstamos rápidos:

  • El pago de una multa.
  • Una factura inesperada.
  • Avería de electrodomésticos.
  • Avería de un vehículo.
  • Momentos en los que se necesita más dinero como la vuelta al cole o la cuesta de enero.

Los préstamos rápidos son un producto financiero que ha venido para quedarse, pero hay que saber que no han sido creados para conseguir financiación de forma regular, ya que para eso están otro tipo de préstamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.