Sexdolls
Sexo

Sexdolls: diversión, compañía y amor de goma

Las muñecas sexuales en su origen fueron creadas especialmente para los marineros a bordo, quienes pasaban largos periodos de tiempo sin compañía de una mujer y deseaban poder desahogar sus deseos sexuales. Las primeras muñecas de la historia estaban fabricadas de tela, cosidas y confeccionadas de una manera muy artesanal.

Con el paso de los años, los primeros países en fabricarlas a nivel industrial empezaron a implementar materiales y formas un poco más parecidos a la figura de la mujer, siendo los líderes del mercado países como Alemania y Japón a finales de 1930.

La demanda fue creciendo y las empresas se vieron en la necesidad de mejorar tanto los métodos de fabricación como los diseños finales. Ahora, se pueden encontrar muñecas de todo tipo, con tecnología implementada que mejoran la experiencia del usuario.

Innovación de las muñecas

A los modelos básicos de muñeca inflable se fueron añadiendo conceptos e ideas que resultaban de enorme innovación, como cavidades y materiales más resistentes. Japón, país líder en la producción de este tipo de muñecas, hasta la fecha se ha dado a la tarea de hacerlas cada vez más realistas para ir mejorando la sensación de las relaciones sexuales con estas sexdoll. Gracias al I+D, se pueden conseguir de diferentes colores de piel, tamaño de senos y de estatura.

Anteriormente eran poco vistas en sexshops y tiendas especializadas, pero hoy en día la demanda es cada vez mayor y se pueden dejar ver por estos sitios con mayor facilidad.

Gracias a las investigaciones, trabajos y estudios del ingeniero en electrónica, Sergi Santos, se ha conseguido desarrollar una muñeca con inteligencia artificial que siente las necesidades de ducharse, portar vestimenta y que responde al estímulo sexual logrando alcanzar el orgasmo dependiendo del desempeño sexual de su acompañante. Como mayor innovación, responde a tres estados; amistoso, romántico y sexual.

Samantha, como así le ha hecho llamar el ingeniero responsable de su creación, va más allá, por eso es una de las piezas de mayor coste del mundo pudiendo llegar a los 3.000€, aplicando distintas tecnologías digitales que mejoran la interacción con el usuario. Sergi Santos propugna que mediante la distribución y comercialización de muñecas sexuales, se podría acabar con la explotación sexual así como evitar el contagio de enfermedades sexuales.

¿Cómo es hoy día la demanda de sexdolls?

La empresa americana que logró el diseño de Roxxxi, la primera muñeca sexual robótica del mundo, no ha conseguido satisfacer las demandas de un público cada vez mayor, interesado en la adquisición de muñecas que aporten compañía además de satisfacer las necesidades básicas. De hecho, la compañía no ha dado signos de estar comercializando esta muñeca en cantidades industriales, ni otra, no hay constancia de que hayan expandido sus ventas.

Munecas sexuales

La demanda de muñecas sexuales responde a las necesidades de mercado disparadas en Japón, China y los Estados Unidos, públicos en los que la visita a un sexshop no satisface sus necesidades, por ello recurren a la Red para adquirir estos productos. Las empresas comercializadoras aseguran que no solo los hombres buscan la compañía de una muñeca sexual con características muy reales, sino que también crece el público femenino interesado en la adquisición de muñecos de compañía.

Gracias al crecimiento y desarrollo de la demanda en estos países, la producción de muñecas de compañía se ha abaratado, consiguiendo precios muy competitivos con respecto a los precios de décadas atrás, cuando este producto no estaba tan establecido en los mercados dedicados a la fabricación de juguetes sexuales.

Los diferentes modelos han sido estudiados y diseñados para satisfacer las fantasías sexuales de todo tipo de público, desde las más comunes como azafatas hasta enfermeras. Cada modelo está diseñado para cubrir una necesidad del mercado.

Desde el punto de vista de los psicólogos y profesionales médicos dedicados al estudio de la sexualidad humana, esta nueva vertiente es materia de análisis.

Se está generando un fenómeno en el que se sustituye la compañía humana por muñecos que no sienten ni se comunican pero que sacian y satisfacen las necesidades más básicas de sus propietarios. El apego o la asociación de cariño con estos productos lleva a los profesionales a determinar las causas de un fenómeno del S.XXI.

El peligro que viene de China

Las sexdoll no es el único producto pensado para satisfacer las necesidades de ese cliente solitario.

Desde china, también están llegando a todas las partes del mundo una muñecas de silicona tan realistas que hacen que la elección sea difícil, ya que estas muñecas son más inteligentes y permiten interactuar con ellas de forma exhaustiva. Estas muñecas sexuales ofrecen un realismo asombroso, lo que hace que el precio de las sexdoll tenga que ser más accesible para competir con este producto que promete revolucionar el mercado sexual en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *