comprar piezas de segunda mano para coches
Motor

Qué tener en cuenta al comprar piezas de segunda mano para coches

Tener un coche representa una gran ventaja en cuanto a comodidad en el desplazamiento para nuestras actividades cotidianas, pero también representa un gasto considerable para cumplir con la responsabilidad de mantenerlo en perfecto funcionamiento y extender al máximo posible su vida útil, sobre todo después de un determinado tiempo de uso.

Se estima que, tras superar los cinco años de uso continuo, los coches comienzan a sufrir un deterioro constante de las funciones mecánicas. Cada uno de los componentes del coche se va desgastando en función de los kilómetros recorridos; existen piezas mucho más susceptibles al deterioro, las cuales deben ser sustituidas antes que comiencen a dar problemas mecánicos.

Estas reparaciones suelen ser costosas y la situación puede volverse más compleja cuando las piezas no se consiguen con facilidad. La solución en estos casos es dar preferencia a la compra de piezas y repuestos de segunda mano, con lo cual podremos conseguir un ahorro considerable, en comparación que el gasto que tendríamos haciendo la compra de piezas originales.

Por supuesto, existen algunas recomendaciones que es necesario tener en cuenta a la hora de realizar la compra de piezas de segunda mano para coches.

Consigue la mayor cantidad de información sobre el repuesto

Existe una serie de datos prioritarios relacionados con la cantidad de tiempo que la pieza estuvo en uso, el kilometraje, fabricante, modelo y más. Esta información permite a las tiendas una clasificación mucho más acertada; usualmente esta información es contenida en los códigos de marcado “Datamatrix” ofrecido por especialistas en soluciones de marcado como Couth®.

Solo compra piezas que no pertenezcan al “triángulo de seguridad”

Por triángulo de seguridad nos referimos a las tres piezas clave para una conducción segura: llantas, suspensión y frenos. Este tipo de componentes debería comprarse siempre en un concesionario autorizado, asegurando que la pieza sea 100% nueva. Esta será la única forma de tener garantía de buen funcionamiento.

compra de piezas y repuestos de segunda mano de coches

Investiga los precios

Un paso fundamental antes de realizar la compra de tus repuestos es investigar profundamente sobre el precio. Para esto es posible apoyarse en internet y consultar sitios especializados en piezas usadas, verificar el precio y compararlo con el coste de la pieza nueva. Si la diferencia de precio entre ambas resulta poca, la mejor idea será comprarla nueva.

Revisa y solicita ayuda

Si eres una persona con pocos conocimientos sobre mecánica y no logras identificar si la pieza que vas a adquirir se encuentra en buenas condiciones, es adecuado solicitar la ayuda de un mecánico profesional que se encargue de hacer una revisión de la misma antes de completar la compra. De esta forma evitamos cualquier sorpresa negativa en el futuro.

¿Es una pieza indispensable?

Si se trata de una pieza indispensable, como las luces, será importante que se realice la reparación lo antes posible. El plan adecuado sería comprar una pieza de segunda mano y posteriormente sustituirla por la nueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.